Curso Responsabilidad Penal Juvenil

Organizado por la Dirección de Derechos Humanos

La conferencia inaugural estuvo a cargo de Aída Kemelmajer de Carlucci quien señaló la importancia de dar un nuevo enfoque a la educación sobre la eficacia del derecho.

En virtud de lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre principios y normas de protección de estos derechos sobre la Niñez, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, a través de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, dio comienzo al curso de capacitación sobre “Responsabilidad Penal Juvenil en cumplimiento de la sentencia ‘Mendoza y otros c/Argentina’”, que consistirá en una capacitación de cuatro encuentros a desarrollarse desde el mes de junio y hasta octubre, con la participación de especialistas locales y nacionales referentes en la materia.

La conferencia inaugural contó con la presentación del Doctor Omar Palermo – Ministro de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza – y la conferencia magistral de la Doctora Aída Kemelmajer de Carlucci, como antesala de los contenidos que se impartirán durante el resto de los encuentros.

 

Acerca de esta iniciativa, Milagros Noli, responsable de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, explicó que en el año 2013, la Corte Interamericana de Derechos Humanos declaró responsable internacionalmente al Estado argentino por la violación a tratados internacionales cometida al haber condenado a prisión y reclusión perpetua a 5 jóvenes menores de 18 años.

 

En este sentido, el organismo internacional dispuso que el estado argentino debía implementar programas y cursos obligatorios sobre los principios y normas de protección de los derechos humanos y de la niñez, incluyendo aquellos relativos a la integridad  personal y tortura, como parte de la formación general y continua del personal penitenciario federal y de la provincia de Mendoza, así como de los operadores judiciales con competencia sobre delitos cometidos por niños.

 

Es por eso que los ejes temáticos de estos cuatro encuentros de capacitación girarán en torno a la eficacia de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en el Sistema Internacional de Derechos Humanos; el control de la convencionalidad; el sistema de responsabilidad penal y juvenil, y el contexto socio – cultural de los adolescentes en conflicto con la ley penal.

 

Las inscripciones a este curso gratuito se realizarán por mail al Centro de Capacitación e Investigaciones Judiciales “Manuel A. Saez”, centrosaez@jus.mendoza.gov.ar. Para más información, dirigirse a derechoshumanos@jus.mendoza.gov.ar.

La educación del futuro

En la conferencia inaugural, la doctora Aída Kemelmajer de Carlucci, hizo hincapié en la gran importancia que tendrá el “repensar la educación del futuro” en virtud del contexto, de la globalización, de la multidimensionalidad y de lo complejo que es el ser humano. “No es que estamos mal educados, sino que estamos educados parcialmente, y nos faltan otros instrumentos”, señaló.

 

“Estamos acostumbrados a movernos en el terreno de las certezas (…) entonces será necesario mostrarse de acuerdo en que no hay conocimiento que no esté amenazado por la ilusión y el error. Por lo tanto, existe un principio de incertidumbre racional”.

“Si bien la ciencia nos ha dado certezas, será necesario enfrentar las incertidumbres que se nos presentan. El conocimiento es navegar en un océano de incertidumbre, a través de archipiélagos de certezas”.

 

Para Kemelmajer, será necesaria la “pertinencia del conocimiento”, porque en la actualidad “hay una inadecuación entre los saberes y los problemas actuales. La educación del futuro debe contemplar el contexto, la globalización y la complejidad del ser humano, velando por la unidad”.

 

Sobre la realidad de nuestro país, la jurista destacó la importancia de los tratados internacionales actuales “no son tratados para obligarnos a los estados entre sí y nada más, sino que esos tratados de derechos humanos generan obligaciones al Estado respecto de sus propios habitantes, cuando no los cumplimos, nos denuncian”, como pasó con la Argentina.-

 

“Este sistema de control nos genera un embarazo. Nos estamos dando cuenta de los males de la incertidumbre nos están obligando a repensar todo aquello que creíamos certero, y que parece que no lo es”.