Atrás

Se realizó la Segunda Capacitación de Pequeñas Causas y Mediación Comunitaria.

Los aspectos destacados fueron la celeridad de las causas, la justicia gratuita y su efectividad. Otro de los objetivos tratados fue lograr un cambio de paradigma en cuanto al significado del conflicto.

Organizadas por la Oficina de Pequeñas Causas y Consumo de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, se llevaron adelante en el Colegio de Abogados las segundas jornadas de capacitación en Procesos de Pequeñas Causas y Mediación Comunitaria.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de la Dra. Carina Ginestar, titular de la Oficina de Pequeñas Causas de la Suprema Corte de Justicia, quién resaltó la importancia de la resolución de los conflictos a través de los nuevos procesos de pequeñas causas, ya sea entre vecinos o de consumo, por ser un proceso ágil, sencillo y gratuito para iniciarlo, logrando la tan esperada celeridad en las respuestas judiciales al ciudadano. En este sentido destacó que en varios procesos iniciados se llegó a dictar sentencia en plazos muy cortos, como por ejemplo en 41 días.

Otro de los beneficios que destacó la Dra. Ginestar, es la posibilidad de intentar la resolución del conflicto mediante el proceso administrativo previo de mediación municipal. 

La Dra. Claudia Bartolini fue la encargada de detallar las claves de la mediación, su marco legal, los casos de aplicación, la dinámica de colaboración y cooperación y definir el rol del mediador.

El encuentro lo cerró la Dra. Paola Arcana, quien expuso sobre la función del abogado en estos nuevos procesos. El cambio de paradigma supone una modificación en el servicio de justicia, imponiéndose un nuevo esquema que propone la cooperación en lugar de la confrontación. Es decir, se plantea suprimir el modelo actual de resolución de conflictos, que se caracteriza por ser adversarial y que tiende a dilatar los tiempos judiciales.