Atrás

La Suprema Corte busca implementar un sistema de evaluación de desempeño de jueces

Tendrá carácter de estímulo y premio y su adhesión es voluntaria. El proyecto cuenta con 5 criterios principales de evaluación y ya es analizado por la Asociación de Magistrados. La idea es que comience a implementarse en 2020.

Con el objetivo de premiar la excelencia y presentar mejoras de performances de magistrados, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Jorge Nanclares, tiene listo un proyecto para aplicar un sistema de evaluación de magistrados. En los próximos días, será puesto a consideración para el análisis y aporte ante todos los Ministros de la SCJM y ya es estudiado desde la Asociación de Magistrados. Se rige por puntaje, es de adhesión voluntaria y la idea es que entre en vigencia a partir del año próximo.

"Hemos estado trabajando desde la Presidencia en la elaboración de un sistema de desempeño de jueces de modo proactivo, para estimular y premiar las buenas gestiones judiciales", sintetizó Nanclares sobre la finalidad de esta idea que ya fue presentada en Guatemala (ver aparte), donde también buscan implementar un modelo similar.

El sistema

El proyecto estipula que los jueces sean evaluados de forma anual, bajo la modalidad de puntaje; siendo el máximo los 100 puntos, basados en 5 criterios principales: presentismo y actividad del juez, productividad y consenso social, plazos, formación y capacitación y desarrollo de audiencias. Aquellos magistrados que obtengan entre 100 y 90 puntos, serán calificados con "desempeño excelente"; entre 89.9 y 70, "desempeño satisfactorio"; y hasta 69.9, se considerará un "desempeño no satisfactorio".

"En principio la adhesión es voluntaria y el órgano de aplicación será una Comisión de Jueces.  Es clave señalar que no hay espíritu punitivo. La idea es que la Corte retribuya a los magistrados de mayor puntuación, por ejemplo, con becas. Y lo más importante es la remisión de antecedentes al Consejo de la Magistratura. Mientras que aquel juez de puntaje bajo, tendrá un coloquio con la Comisión de Jueces para analizar los defectos de su performance y presentar un plan de mejoras para, luego, optimizar su desempeño. Como esto es un estímulo, los buenos jueces seguramente van a querer ser evaluados", explicó Nanclares.

Como la evaluación será anual, se estima que los dos primeros años sea aplicada a modo de "prueba piloto". "La idea en principio es comenzar con la justicia civil y luego extenderlo a los demás fueros. Estimamos que la puesta en marcha óptima de este sistema puede llevar unos 3 a 5 años", cerró Nanclares.

El camino recorrido

Desde la Presidencia de la SCJM se comenzó a trabajar en la propuesta, tomando como patrón guía un modelo de El Salvador, aunque con sustanciales diferencias. "Lo modificamos porque nosotros queremos separar esta evaluación de lo que es el seguimiento de la gestión procesal de los distintos tribunales; es decir, pretendemos que no sea inherente al carácter de Superintendencia que tiene la Corte", detalló Jorge Nanclares.

Una vez que el proyecto tomó forma, despertó el interés del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y del Centro de Estudios de Justicia de Las Américas (CEJAS). Esto motivó que el Dr. Nanclares viajara a Guatemala como disertante principal para presentar este sistema de evaluación de desempeño de jueces, junto a la Lic. Celina Abaurre, Coordinadora del Área de Gestión y Calidad del Centro de Capacitación e Investigaciones Judiciales; también coautora del proyecto. Así fue, como invitados por una ONG internacional, desarrollaron esta idea que la justicia del país centroamericano se encuentra interesada en implementar.