Atrás

El Registro Provincial de Huellas Genéticas ya cuenta con casi 50.000 muestras

La cifra responde al trabajo realizado desde la puesta en marcha en 2017 del laboratorio que depende del Ministerio Público Fiscal y es modelo a nivel nacional. En tres años, gracias a esta tecnología, se resolvieron más de 200 casos penales.

"Una base de datos actualizada, completa y de calidad es lo que hace que los resultados lleguen solos". Las palabras del Jefe del Registro Provincial de Huellas Genéticas, Miguel Marino, sirven para sintetizar los tres años de trabajo en el laboratorio que ya se acerca a los 50.000 perfiles genéticos, una herramienta que se tornó clave para esclarecer casos y agilizar procesos. Desde que comenzó a procesar y comparar esos perfiles, ya se lograron 214 match o coincidencias de muestras tomadas en una escena, con los cargados a la base de datos.

Con un plantel de 5 personas, en 2019 este laboratorio, dependiente del Ministerio Público Fiscal, alcanzó a procesar un total de 27.000 muestras, rendimiento que lo posiciona como modelo a nivel nacional. "Estamos muy por encima de la media nacional. Probablemente el de Mendoza sea el mejor laboratorio en cuanto a capacidad técnica, contamos con mucha tecnología. Y tenemos una de las mejores leyes del mundo para poder trabajar, una herramienta con la que contamos desde el primer momento", sostiene Marino.

Es justamente el marco legal una de las claves que hace que el registro mendocino sea referencia por su trabajo. Y Marino lo resume explicando el mecanismo: "la ley indica que una persona imputada, automáticamente se somete a la extracción como un paso más de todo el circuito de identificación. Esto es comprender correctamente lo que significa la genética forense: un sistema de identificación".

La Ley N° 8.916, que regula la actividad del Registro Provincial de Huellas Genéticas entró en vigencia en octubre de 2016 y ya en enero del 2017 el laboratorio comenzó a realizar las extracciones, llegando a 12.000 durante el primer año. En 2018 se incorporó el software Combined DNA Index System (CODIS), que permite realizar las comparaciones de muestras que arrojan luego los match.

Ese es el camino que, con la ley y la tecnología como aliados, llevo a contar con casi 50.000 perfiles genéticos identificados, en una provincia que por su cantidad de habitantes estaría alcanzando el ideal entre los 60.000 y 70.000.

A la fecha, ya son 214 los "match positivos", lo que se traduce en resolución de casos penales, es decir que se logró identificar al autor del delito, con un desglose particular: el 45% corresponde a abusadores sexuales. "Esto responde a una lógica –aclara Marino-: por lo general, los abusadores sexuales suelen dejar una muestra, que es el semen".

El próximo paso

Alcanzado el objetivo para este año de contar con una base de datos actualizada, el paso siguiente es realizar extracciones a agentes de seguridad privada. Al momento, dos son los grandes universos de muestreos: las fuerzas públicas de seguridad que totaliza 22% de las muestras; y los imputados y condenados, con el 65% (unas 37.500 muestras).

Pero en el mediano plazo, el laboratorio busca sumar las muestras de personal de la seguridad privada. "Junto con la policía son los principales posibles contaminantes en una escena; por lo que contar con estas muestras permitiría incrementar las muestras de eliminación (o descarte)", explica Miguel Marino. Así, aún resta coordinar con el Ministerio de Seguridad cómo se ingresará a la base de datos a unos 9.500 agentes de empresas registradas en toda la provincia.

En números:

- 48519    es el total de perfiles genéticos incorporados en el Registro Provincial de Huellas Genéticas.

- 37.500   corresponden a personas imputadas o condenadas.

- 10.500   corresponden a las fuerzas de seguridad de la provincia.

- 214        son los match positivos en 3 años, gracias a lo cual se logró identificar al autor del delito