ACORDADA Nº: 23520

Mendoza, 26 de mayo de 2011.

VISTO:

La política de descentralización judicial decidida por la Suprema Corte de Justicia anunciada en el marco de la Apertura del Año Judicial 2010 -Renovación del Compromiso-, la que tuvo lugar en febrero del año 2010, en la ciudad de San Rafael.

Que allí se puso énfasis en hacer efectivo los principios de inmediación y acceso a la justicia, en especial en aquellos sectores de nuestra sociedad más vulnerables y con posibilidades de sufrir mayor riesgo social.

Que la problemática atinente a estos sectores la recepta los juzgados de familia y sus cuerpos auxiliares, entre ellos, C.A.I., mediación, trabajadores sociales.

Que en este orden de ideas y atento a los datos estadísticos relevados por este poder, los nuevos juzgados de familia tendrán lugar de emplazamiento en los departamentos de Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Luján y Maipú.


CONSIDERANDO:

Que según lo establecido por los artículos 122 al 125 de la ley 7837 ( Presupuesto 2008), se crearon siete Juzgados de Familia, en la Primera Circunscripción Judicial de Mendoza, bajo la nominación Octavo, Noveno, Décimo, Decimoprimero, Decimosegundo, Décimo Tercero, Décimo Cuarto Juzgados de Familia, cuyas secretarias serán nominadas con los números de los juzgados al que pertenezcan respectivamente.

Que se afectan a dichos Juzgados, los secretarios y el personal que actualmente cumplen funciones en la secretarias vespertinas de los Juzgados de Familia que fueran creadas por la Acordada N° 19.250 de la Suprema Corte de Justicia.

Que dentro de los límites de la ley 6354 y sus modificatorias, la Suprema Corte de Justicia podrá otorgar competencia material, excepcional y específica, a los Juzgados de Familia de la Provincia, o a algunos de ellos, como así, modificar el lugar de asiento y competencia territorial de los mismos, dentro de cada circunscripción judicial.

Que asimismo se crearon siete Asesorías de Menores e Incapaces en la Primera Circunscripción Judicial denominadas Octava, Novena, Décima, Décimo Primera, Décimo Segunda, Décimo Tercera, Décimo Cuarta, con la misma competencia material de las ya existentes.

Que en consecuencia es necesario determinar el modo en que se fijará la competencia de los juzgados descentralizados de familia, atento a la nueva distribución territorial, lo que implicará la aparición de nuevas situaciones referidas a la misma.

Que por lo tanto, se impone prever anticipadamente la reglamentación de aquellas cuestiones procedimentales no previstas expresamente por las leyes 6.354 y 6.672, que sirvan para unificar criterios judiciales a fin de promover un mejor servicio de justicia en el ámbito del fuero de familia, garantizando efectivamente el derecho al debido proceso legal contemplado por el art.18 de nuestra Constitución Nacional.

Que para cumplir efectivamente con los principios de inmediación y acceso a la justicia, es necesario establecer como eje central de la política descentralizadora del fuero de familia, para determinar el juez competente, el principio de la residencia habitual y permanente de los niños, niñas y adolescentes menores de edad; el que junto a otras reglas comunes de la competencia, propias de la justicia procesal de familia y del procedimiento procesal civil abarcarán todas las cuestiones relativas a la competencia de los nuevos juzgados descentralizados en dicha materia.

Que asimismo resulta de gran importancia destacar que los lineamientos de la presente Acordada tienen como basamento fundamental que los jueces de familia puedan garantizar el efectivo cumplimiento en la protección del Interés Superior del Niño ( arts. 1 de la ley 6354; 3 de la ley 26.061; 3 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño).

Que en ese sentido los principios de que el juez competente sea el del lugar de residencia habitual y permanente o centro de vida de los niños, niñas y adolescentes menores de edad; el que la recusación sea únicamente con causa, entre otros; sirven de herramientas eficaces para la concreción del Interés Superior del Niño y la implementación de la llamada “Justicia de Proximidad”, hacia la que se avanza con la puesta en funcionamiento de estos nuevos juzgados.

Que la interpretación e integración de estas normas no siempre ha sido concordante entre los jueces de Familia de la Provincia, en especial por los jueces de la primera circunscripción judicial, por lo que resulta conveniente evitar los efectos negativos que pudieren llegarse a dar, entre los nuevos jueces, por la disparidad de criterios, discordancia que generará inseguridad jurídica en los operadores del derecho y en los ciudadanos, verdaderos destinatarios del servicio de justicia.

Por ello, la Sala III de la Suprema Corte de Justicia, en uso de atribuciones propias,

RESUELVE:

I-Poner en funcionamiento el Octavo Juzgado de Familia, a partir del día quince de junio de 2011; el Noveno Juzgado de Familia, a partir del día siete de junio de 2011, ambos de la Primera Circunscripción Judicial, los que tendrán asiento en los departamentos de Godoy Cruz y Las Heras, respectivamente.

El Octavo Juzgado de Familia atenderá en horario de 7.30 a 19.30 hs.; el Noveno Juzgado de Familia atenderá en horario de 13.30 a 19.30 hs.

II- Aféctase a los Juzgados de Familia creados por ley 7837, los funcionarios y personal de las Secretarías Vespertinas correspondientes a los Juzgados de Familia, Primero a Séptimo. Dichos agentes serán asignados de acuerdo a los requerimientos y a la puesta en funcionamiento progresiva de los nuevos juzgados.

La estructura inicial de los nuevos juzgados estará conformada de la siguiente manera: juez; secretario; prosecretario; jefe de mesa de entradas; receptor; oficial de justicia y cuatro auxiliares.

Atenderán lo concerniente a la materia tutelar y civil indistintamente en toda la extensión del horario establecido, sin diferenciación alguna en cuanto a la atención de público y recepción de causas relativa a dichas materias.

III. Fijar para el ámbito de los Juzgados de Familia Octavo y Noveno y de los próximos a ponerse en funcionamiento en la Primera Circunscripción Judicial, las siguientes reglas procedimentales en orden a la competencia.

IV. 1. Pautas Generales:

1.1. Los Jueces de los Juzgados de Familia departamentales de Las Heras, Luján, Godoy Cruz, Maipú y Guaymallén serán competentes para entender en todas aquellas causas que ingresen a partir de la fecha de su puesta en funciones. Sin perjuicio de ello, en las causas tramitadas ante Juzgados de Familia de otras circunscripciones judiciales, en las que haya recaído sentencia y que por el lugar de residencia habitual de los niños, niñas y adolescentes menores de edad, hubieren correspondido a los nuevos Juzgados de Familia departamentales, en las futuras incidencias tendientes a modificar lo oportunamente resuelto, serán competentes los Juzgados de Familia departamentales, debiendo plantearse la correspondiente declinatoria o inhibitoria, según corresponda.

1.2. En todos los procesos que tengan por objeto la discusión y/o protección de derechos de niños, niñas y adolescentes menores de edad, será juez competente el juez del lugar de residencia habitual y permanente de los niños y adolescentes. Sin perjuicio de otros, quedan comprendidos en esta regla los procesos enumerados en los incisos d), e), f), g), h) cuestiones de tutela, j), ll), m), n), ñ), o) del art. 52 de la ley 6354

1.3. En caso de separación personal o divorcio vincular, será aplicable el artículo 227 CC y en subsidio, el art.6 inc. d) del C.P.C. Si junto a estas pretensiones se dedujeran las de tenencia, régimen de visitas y/o alimentos de los hijos menores, será competente el juez del lugar de residencia habitual de los hijos menores.

Cuando los hijos convivan, unos con la madre y otros con el padre, será competente el del domicilio donde se encuentren la mayor cantidad de hijos menores; cuando lo sean en igual cantidad, será competente el del domicilio de quien primero interponga las acciones, funcionando para las acciones futuras y conexas como juzgado que previno.

Si las pretensiones de tenencia, régimen de visitas y/o alimentos de los hijos menores de edad, se hubieren ejercido en forma autónoma con anterioridad al divorcio vincular o a la separación personal, será competente el juez que previno, salvo que todas las acciones deducidas se encuentren con sentencia, en que se aplicarán, para la separación personal o el divorcio vincular, las reglas previstas por el art. 227 del CC. y en subsidio las del art. 6 inc. d) del C.P.C. Cuando las acciones de separación personal o divorcio se hubieren deducido en forma autónoma sin acumular las de tenencia, régimen de visitas y/o alimentos de los hijos menores, a éstas últimas se les aplicará la regla general de competencia establecida en punto 1.2., de la presente Acordada.

1.4. En las medidas de protección excepcionales y conexas dispuestas y solicitadas por el Órgano Administrativo, de conformidad a la ley 26.061 y Protocolo de Actuación firmado con el Poder Ejecutivo provincial, será competente el juez del domicilio de residencia habitual del niño a proteger, destinatario de la medida ordenada y/o peticionada. El juez que haya entendido en las medidas excepcionales y en las conexas, éstas últimas únicamente cuando se refieran a la exclusión del hogar y/o prohibición de acercamiento, atraerá la competencia por conexidad, de las futuras medidas que se soliciten en relación al mismo niño.

1.5. En el juicio de adopción se aplicará la regla de competencia establecida por el art. 321 inc. a del CC. Para la guarda preadoptiva será de aplicación el art. 316 del Código Civil. Excepcionalmente, cuando con anterioridad al otorgamiento de la guarda preadoptiva, se hubiere declarado la situación de adoptabilidad del niño, será competente para intervenir en el procedimiento de guarda preadoptiva el Juez que intervino en la declaración de la situación de adoptabilidad.

1.6. En las internaciones hospitalarias ordenadas de conformidad al art. 482 del CC., será competente el juez del domicilio del causante. Si no pudiere determinarse su domicilio y resultare urgente adoptar la medida, será competente el del lugar donde el causante sea hallado (vía pública, plaza, etc.).

Ante la necesidad de una nueva internación hospitalaria, no podrán invocarse internaciones anteriores como prevención, para desplazar la competencia del juez que debe intervenir en la nueva internación solicitada, sin perjuicio de solicitar los antecedes ad effectum videndi, de resultar necesario. Sólo cuando por la complejidad del caso, surgiera de sus antecedentes la conveniencia de concentrar dicha causa en el juez que previno, podrá declinarse la competencia en forma fundada.

V- Recusación, Excusación y subrogancias :

1.Los jueces de familia de los juzgados departamentales puestos en funciones por la presente Acordada, no podrán ser recusados sin causa.

1.2. Deducida la recusación con causa, manifestada la excusación o producida la situación de subrogancia en los nuevos juzgados departamentales, el expediente quedará radicado donde se inició; el juez subrogante que entenderá en dicha causa, será el que resulte sorteado entre los Juzgados de Familia, primero a Séptimo de la primera circunscripción judicial, de acuerdo al orden de asignación que prevea el sistema informático, comenzando por el primer Juzgado de Familia y concluyendo en el séptimo Juzgado de familia.

El Juez subrogante deberá trasladarse al juzgado respectivo a fin de desarrollar allí su labor jurisdiccional en la causa respectiva. Los auxiliares y funcionarios intervinientes seguirán siendo los del juzgado subrogado, quienes actuarán conforme lo disponga el juez subrogante.

VI. Disponer que por Administración General se implementen las acciones necesarias en todo lo atinente a la operatividad de los nuevos juzgados de familia de los departamentos de Las Heras y Godoy Cruz.

Regístrese. Notifíquese. Comuníquese.-


FIRMADO: Dr. Alejandro PEREZ HUALDE, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Dres Fernando ROMANO y Pedro Jorge LLORENTE, Ministros.