MESA: LA ADOPCIÓN EN LA ARGENTINA. Visión general

EL REGISTRO UNICO DE  POSTULANTES PARA ADOPCIÓN EN SAN LUIS

Por la Dra. Fabiana Garro.

Coordinadora del Registro Unico de Postulantes para Adopción de la Provincia de San Luis

El primer Juzgado de Familia y Menores de la Ciudad de San Luis  fue creado en el mes de julio de 1994  por Ley 4996 y puesto en funcionamiento el 1º de noviembre del mismo año.-. Fui designada por Acuerdo del Excmo. Superior Tribunal de Justicia Secretaria de dicho Juzgado, función que cumplí durante cuatro años.- Advertí con el correr del tiempo que la multiplicidad de asuntos sometidos a la competencia del Juez a saber: civiles, tutelares y penales exigían de manera imperiosa una modificación legislativa que vendría a dar por cumplido el sueño de los que bregaron desde un comienzo por la creación de un Juzgado de Menores y uno de Familia.- Sumado a ello, la implementación de un sistema de protección de derechos y reforma institucional que delimite la vía de resguardo y reparación administrativa y la judicial.- Existen hoy  San Luis   un Juez de Familia y Menores en cada una de las tres circunscripciones judiciales.-

Ya el articulado de la Ley 4996  dispuso como función del Cuerpo Auxiliar Profesional del Juzgado  la de  confeccionar  y actualizar el Registro de Postulantes para Adopción con contralor del Defensor de Menores e Incapaces.- En un comienzo, los postulantes a guarda de un menor con miras a adopción  presentaban una carpeta acompañando alguna documentación  (según  criterio personal o asesoramiento profesional de por medio), y la faltante  era solicitada de oficio por el Juez  en el Expte. de la guarda en los términos del Art. 317 inc. c) del Código Civil.- Al declararse la  adoptabilidad de un menor, se requería al CAP la remisión de los tres legajos de postulantes  que seguían según el orden de preferencia que estaba determinado por la idoneidad y fecha de inscripción.- Luego, y con cambio de Juez de por medio, la nueva titular dictó una Resolución Administrativa que fijaba los recaudos a cumplimentar por los interesados al momento de la inscripción registral.- En la segunda circunscripción judicial tramitó la causa caratulada: “PAUTAS PARA FORMACIÓN DEL REGISTRO DE POSTULANTES PARA ADOPCIÓN-” Año 1996,  donde se establecieron las mismas mediante el dictado de una Sentencia Interlocutoria, previa consulta al Defensor de Menores y al Cuerpo Técnico Forense.-

 En los fundamentos del proyecto de ley para la creación del Registro, se dijo, entre otros, que: “… Reciente jurisprudencia de los tribunales locales, cuya identificación omitimos por razones de decoro y resguardo de derechos,…, nos indica que esta ley es de toda oportunidad, por cuanto justamente las partes involucradas en conflicto judicial por la tenencia de menores en vías de adopción, han hecho concreta alusión a la ausencia normativa respecto al Registro de Adopciones.-…”.- En el caso referido, la madre biológica había manifestado a la trabajadora social del nosocomio su intención de dar en adopción a sus hijos a una persona de su conocimiento que la cuidó y apoyó durante su internación.- Al entrevistársela nuevamente refirió no saber qué hacer.- El juez de la causa resolvió no innovar y otorgó la guarda provisoria a la persona elegida, advirtiéndole que conforme las disposiciones legales vigentes en relación a la adopción, materia de orden público, adquiera plena conciencia que se dispondrá de la manera que legalmente corresponda el destino de los menores en su oportunidad.- Los resultados  de los  estudios socio ambientales y psicológicos realizados a la madre biológica y a los  guardadores de los niños, la actitud reticente de aquellos  frente a los llamados del Juez y la  opinión del Defensor de Menores devino en el dictado del estado de adoptabilidad de los niños.- El próximo matrimonio en la lista de espera del Libro de Postulantes para Adopción que a los efectos llevaba el CTF fue al que finalmente se le otorgó la guarda con miras a adopción de los niños.- Ello provocó una apelación por parte de los anteriores guardadores y la interposición de  una acción de reintegro de los hijos al hogar por la madre biológica.- Aquí es dable destacar cómo se pronunció en materia registral el Excmo. Superior Tribunal de Justicia de la  Provincia ante la  solicitud de avocamiento presentada por el matrimonio previamente registrado.- Entre  sus considerandos sostuvo  que “…Mauricio L. Mizrahi, luego de efectuar una serie de consideraciones sobre los Registros de Aspirantes a la  Adopción, considerando que de ningún precepto se deduce que la inscripción constituya un requisito insalvable, manifiesta que tal vez sería dable que algún sector postule que la ley ha determinado obligatoriamente que los pretensos adoptantes deben provenir del Registro Único de Aspirantes (por nuestra parte agregamos que de hecho hay normativa nacional y provincial al respecto).-…”  Finalmente el Alto Cuerpo resolvió otorgar la guarda preadoptiva de los  niños al matrimonio requirente.-Otro de los fundamentos tenidos en cuenta por el legislador para la creación del Registro de Adoptantes en San Luis fue el sostenimiento de las autonomías provinciales,  dado que la organización de dicho organismo fue considerada  una cuestión de procedimiento a realizar por los estados provinciales.- También  se citó a la Convención de los Derechos del Niño como marco regulador para la creación del Registro  al consagrar  al niño sujeto de derechos y tutelar el interés superior del mismo, dando transparencia a la tramitación de la adopción ; el deseo de ver plasmado que los postulantes evidencien aptitud y capacidad en el cuidado  y crianza del niño mediante evaluaciones profesionales ; el acatamiento  a un orden  cronológico preestablecido y la firme voluntad de cerrar el camino al tráfico de niños.-

Entrando ahora al análisis de la ley que creó en la Provincia de San Luis el RUA, debo manifestar que tal como fue concebido originariamente el proyecto de ley,  al ser sometido  a debate en el seno de la Comisión legislativa respectiva donde fueron invitados miembros del Poder Judicial,  un solo artículo fue objeto de reforma sustancial y otro  agregado a pedido de los Jueces del fuero .- Así, el  Art. 1º creaba el RUA como organismo dependiente del Superior Tribunal de Justicia.- Al momento de ponerse a consideración el proyecto de ley  a través de su autor, Dr. Martínez Petricca, se dijo textualmente en la sesión legislativa: “…  quien va a ser el destinatario desde la órbita de los poderes constituidos en cuanto a la responsabilidad de llevar adelante estos registros, estos controles; hemos coincidido y luego de haber recibido no pocas sugerencias sobre ello de que va a estar bajo responsabilidad el Procurador General de la Provincia y no del Superior Tribunal de Justicia como originariamente habíamos entendido y con lo cual evitamos algún marco de contradicción o conflictividad que pudiera darse en el desarrollo de la aplicación de esta Ley y fundamentalmente de funcionamiento de los registros.-…”.-Me entrevisté personalmente con el autor del proyecto  y al preguntarle sobre este tema  manifiesto que se quiso evitar  ante un eventual cuestionamiento sobre  Resoluciones emanadas del Registro,  dependiendo éste del Superior Tribunal de Justicia, la privación a  la garantía  de la doble instancia , por lo que se buscó un organismo judicial distinto.- En relación al Art.. 17 de la Ley que no estaba previsto en el proyecto, se dijo en dicha  sesión que: “…En la Comisión,…, …, hemos tenido la presencia de los Jueces de la 1º y la 2º Circunscripción en materia de familia, como así también de los Defensores y Cuerpo Técnico Profesional, a propuestas de estos funcionarios se ha agregado el Art. 17º que trata de resguardar aquellos menores que están en estado de riesgo, o cuyo embarazo representa, que el destino o la guarda del menor representan un riesgo; y se establece que los establecimientos de salud pública o privada deban comunicar mensualmente a las autoridades de los partos producidos en estas instituciones.-…”

 Y así, el 31 de julio del 2002 fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia la Ley Nº 5320 que creó el REGISTRO UNICO DE POSTULANTES PARA ADOPCION que consta de veinte artículos agrupados en cuatro Títulos y sus Disposiciones Complementarias.- En una apretada síntesis, puedo decir que el Título I: DISPOSICIONES GENENRALES, refiere a la estructura orgánica   y  funciones del Registro; el II: LISTA DE PRETENSOS ADOPTANTES, a la competencia territorial, los requerimientos a cumplimentar por los aspirantes a guarda con fines de adopción para la inscripción registral, mecanismo a seguir para la confección de la lista de pretensos adoptantes y el orden de preferencia y casos de apartamiento que deberá observar el Juez al momento de la entrega de un niño; el III y IV , a la obligación por parte de los Jueces de Familia y Menores de comunicar al Registro las Resoluciones que dictaren sobre el estado de adoptabilidad de los niños, guardas con fines de adopción y sentencias de adopciones plenas y simples a los fines de su registración y archivo.- En las disposiciones complementarias se ha incluido el referido Art. 17º que enumera las obligaciones que recaen sobre los establecimientos asistenciales de salud públicos y/o privados en aquellas situaciones que impliquen riesgo respecto al destino y/o guarda de los recién nacidos.- En el mes de diciembre del 2002 el Superior Tribunal de Justicia  reglamentó por vía de Acordada Nº 543 la organización y funcionamiento del Registro .- La competencia del mismo abarca todo el ámbito de la Provincia estableciéndose  que su responsable sería un Coordinador General con el título de abogado  asistido por un psicólogo y un trabajador social y por cada circunscripción judicial, un delegado con el título de trabajador social.- Se determinaron asimismo las funciones de los integrantes del nuevo organismo.- Propuse por nota a la Honorable Cámara de Diputados a través de la Comisión de Familia y Derechos Humanos se contemplara la posibilidad de revisar el Art. 4º de la Ley en lo referente a la competencia territorial de Registro, ya que sólo habilita a inscribirse como postulantes a adopción a aquellos que tienen su domicilio real en la Provincia.-  Considero que la inscripción debe estar abierta para todos los que cumplimenten con  los requisitos de la Ley 5320 y la  Ley 24.779 ya que el Art. 6º establece que el Juez debe respetar el orden de preferencia pudiendo apartarse del mismo con carácter restrictivo y fundadamente en determinados casos.- Antes de la creación del Registro  los Juzgados recibían los legajos que eran  remitidos  desde todos los puntos del  país y en numerosas oportunidades la jurisprudencia sanluiseña fue unánime en recurrir a personas o matrimonios residentes en otras provincias cuando las circunstancias que rodeaban al caso tornaban imperiosa la salida del niño de su medio.- Dicha propuesta a la fecha se encuentra a estudio.- Por otra parte, al informar al Superior Tribunal de Justicia sobre el funcionamiento del Registro también se hicieron propuestas y sugerencias a los fines de asegurar la eficacia en la prestación del servicio, donde se solicitó, entre otros, que a más de las funciones asignadas al Coordinador General por Ley ,a los efectos del registro de los actos por ésta señalados, se le otorguen las de fedatario de los mismos, lo que garantizará asimismo igualdad de oportunidades entre postulantes que puedan o no contar con recursos.- Tales propuestas y sugerencias a la fecha  se encuentran  a estudio.-

El Registro está próximo a cumplir cinco meses de vida.- Muchas y variadas fueron y son  las actividades realizadas: en un principio, las que abarcaron la modalidad  del cómo organizarnos  internamente y  del  cómo  relacionarnos con el afuera.- Ello incluyó proveernos de los elementos necesarios para poder desenvolvernos (lo que a la fecha no ha concluido); mantener varias  reuniones de equipo y luego con Jueces y Defensores de Menores convocadas por el Sr. Procurador General de la Provincia a fines de coordinar la implementación de la Ley; solicitar a los Juzgados los legajos de los  postulantes para así comenzar a  elaborar la nómina  exigida por  la Ley; confeccionar  planillas y formularios para agilizar los trámites de inscripción tratando de centralizarlos en el ámbito del Edificio de Tribunales para lo cual recibimos la  colaboración de los Médicos Forenses y la Policía de la Provincia ; atender y asesorar a los postulantes en forma personal, telefónica, postal y por correo electrónico  dando respuesta a sus dudas e inquietudes en todo lo referente a la inscripción;  insertarnos en el mundo de la informática para que nos conozcan y agilizar la comunicación ; intervenir en las causas judiciales cuando los Jueces lo requieren o de oficio específicamente en lo atinente al tráfico de niños ; mantener reuniones con establecimientos de salud públicos y privados para informar los alcances de la nueva Ley; promover encuentros con los otros poderes del Estado acercando  nuestras inquietudes y propuestas logrando así  que alguna de ellas hoy sea Ley; sentar presencia en los medios de comunicación para poner en conocimiento de la población de San Luis de la existencia del Registro y sus funciones.-

 Queremos realizar espacios de encuentros con los futuros adoptantes y madres adolescentes para las cual necesitamos previamente estar capacitados , motivo por  el cual aún no hemos comenzado; también, y a los fines de la confección de la lista única de pretensos adoptantes, deseamos volcar la información obtenida en un  programa específico ya incorporado al software de las PC del Registro agilizando así la búsqueda de la misma.- Y queremos hacer mucho más.- Estar aquí con Uds. demuestra que estamos ávidos de escucharlos, que nos escuchen, de intercambiar ideas y opiniones , de implementar acciones en común en esta ardua y fascinante tarea que es la  de unir necesidades, necesidades de amor  lo cual implica desde ya  un alto compromiso para realizarla de parte de los miembros de nuestro  equipo y una apuesta de ir instalando en la sociedad a través de la consolidación del Registro la idea de que la adopción es una sola, la que está en la Ley,  para que nadie se aproveche de las necesidades de los más vulnerables y así adueñarse de los niños.- Para finalizar  quiero compartir con Uds. un fragmento  de un texto del educador Jorge Larrosa que dice  así: “En tanto que encarna la aparición de la  alteridad, la infancia no es nunca lo que sabemos (es lo otro de nuestros saberes), pero sin embargo es portadora de una verdad que debemos ponernos  en disposición de escuchar; no es nunca la presa de nuestro poder ( es lo otro que no puede ser sometido), pero al mismo tiempo requiere nuestra iniciativa; no está nunca en el lugar que le damos ( es lo otro que no puede ser abarcado), pero debemos abrir un lugar que la reciba. Eso es la experiencia del niño como otro: el encuentro con una verdad que no acepta la medida de nuestro saber, con una demanda de iniciativa que no acepta la medida de nuestro poder, y con una exigencia de hospitalidad que no acepta la medida de nuestra casa.-…”